NidoAzulcrema

A propósito del partido ante Querétaro, hoy recordaremos uno de los episodios más insólitos en la historia del Club América. Inésperado, rarísimo, increíble.

Se jugaba la fecha 14 de la temporada 92-93, nuestro equipo contaba en sus filas con el mejor futbolista mexicano de la historia: Hugo Sánchez Márquez, pero el Pentapichichi no era la única figura de talla mundial en el club, ya que éramos dirigidos en ese entonces por el dos veces mundialista brasileño Paulo Roberto Falcao.

Ese mediodía del 8 de noviembre, los nuestros comenzaron pronto al ataque, con un remate de Hugo al poste.

La escuadra queretana, dirigida por el Jefe Tomás Boy respondió con algunas oportunidades pero la puerta Azulcrema estaba bien resguardada con el Gallo Alex García.

Adrián Chávez era el portero suplente, pero nadie, absolutamente nadie imaginaba lo que sucedería en el segundo tiempo con el multicampeón guardameta de los 80.

Gonzalo Farfán y el debutante de 17 años, Edson Astivia, tocaban peligrosamente la puerta de Nacho Palou pero el marcador se mantenía en ceros.

[adsense]

De pronto, vino lo inimaginable, la gran ocurrencia de Falcao: mandó a Adrián Chávez a la cancha a 10 minutos del final… pero no a sustituir al Gallo, sino a compartir el ataque nada más y nada menos que con Hugo Sánchez.

¡¡¡Sí!!!, Chávez jugaría de delantero, en una desesperada medida de Falcao por encontrar variantes a la ofensiva.

Cuando faltaban seis minutos para el final, no apareció Hugo, ni Chávez, ni Farfán, ni el bultazo brasileño Bernardo.

Germán Martelotto recibió el balón del jovencito Astivia, que pasó a la espalda del argentino, que volvió a tocársela a Edson, y éste último, como si tuviera años, en lugar de minutos en primera división, tocó magistralmente de primera para bombear a Palou y mandarla al fondo.

Era nuestra séptima victoria del campeonato en catorce encuentros.

Lo de Chávez, fue solo una anécdota, ya que poco pudo hacer o prácticamente nada.

Eso sí, el guardameta de los grandes despejes podrá presumir que “todos” sus minutos como delantero fueron al lado de Hugol.