NidoAzulcrema
Oops lo hicimos de nuevo.

Las Águilas del América regresaron de levantamuertos y devolvieron la vida a Necaxa, quien colocó un 0-3 sin apenas despeinarse ante los locales de Miguel Herrera.

Recordar que la única derrota del torneo fue por marcador similar ante Juárez. Dos equipos don Nadie nos han cacheteado en el Azteca de fea forma. Tal parece que Herrera es fanático de que le falten al respeto en su propia casa, claro está, incluyendo finales.

Ahora bien, este cotejo lo podemos de abordar de dos formas: desde la perspectiva de víctimas que no pueden armar ni un plantel decente o como lo que somos, el Club América y único grande de este país. Y Grande con mayúsculas porque la exigencia es lo que nos mantiene a tope. Y como en NidoAzulcrema nunca he creído en los pretextos, abordémoslo como como corresponde: exigencia total.

En Twitter comenté que de no ser por Ochoa y Viñas, pensaría que estaba viendo a Jaguares de Chiapas. Es cierto que fue un equipo atípico el que nos representó en la cancha, pero no olvidemos que Miguel Herrera es quien presume lo vasto del plantel. Nunca le he creído y tengo certeza de que los que somos “aficionados pro” también sabemos que estamos cortos, especialmente si al famoso Piojo no le gustan los talentosos a quienes ha echado del equipo a cambio de mantener a los que se adaptan a su inexistente forma de juego, porque no me dejarás mentir, el América no ha jugado a nada desde su regreso.

Según el entrenador quien ya no quiso hablar del VAR (a quien se ha cansado de reventar y por eso se las cobran), hubo un penal sobre Viñas y la expulsión de Cáseres no debió existir puesto que hubo falta previa. El tema de siempre es que no hay autocrítica como veremos a continuación.

Volvimos a la horrible línea de cinco donde tu legendario Paúl siente que no debe volver, al fin que hay tres centrales y alguno le salvará. Debutó al chico Ramón Júarez cuando no había necesidad. Este es el problema (uno de tantos, en realidad) con Herrera, cuando se queda sin ideas, vuelve a línea de cinco que no existe más en el fútbol si no tienes laterales explosivos que incluso sean mas mediocampistas que defensores. De lo contrario es amontonar gente atrás.

Tampoco dejemos de lado a los jugadores. Bruno anda en pésimo nivel desde hace un tiempo, a veces volteamos a otro lado pretendiendo que es el mismo defensa goleador de hace unos torneos.

Aguilera fue “reconocido” por sus 100 partidos como azulcrema. Es increíble que uno de los peores centrales de la historia haya durado tanto en Coapa. Un personaje que no brinca en defensa propia, que provocó los tres goles de ayer pero que sus fanáticos dicen que bien que celebramos sus goles de penal. Ahora resulta que por un puñado de goles que lleva debemos olvidarnos de las decenas de goles que nos han costado.

Tras la expulsión de Bruno, se vio en realidad quién es Aguilera. Esta vez no hubo paraguayo que le salvara sus pifias. Tampoco olvidemos quién lo trajo al Club América.

Del resto, queda poco. Cáseres por lo menos inició como Guido Rodríguez, a expulsiones, lo comento por si querías rescatar algo positivo. Quizá sigue los pasos del ahora bético. Escoboza es intrascendente. En algún momento pregunté sobre los mexicanos de otros clubes que rinden acá. Escoboza será claramente ave de paso. Adelante, salvo Viñas que está por doquier y al que no le generan una sola, somos una infamia. En este equipo solo se puede confiar en Ochoa quien evitó que la goleada fuera peor y en el uruguayo. Por lo demás, estamos infestados de jugadores de cristal, sin carácter y gitanos hasta decir basta.

Esta dosis de Ubicatex debe servir para abrir los ojos: no somos super líderes. Los que tenemos un tiempo siguiendo a las Águilas, ya hemos visto estos falsos lideratos jugando a nada que se desploman a pedazos una vez que algún equipo termina con la farsa.

Cierro el texto comentando una sospecha: el mismo estilo de Herrera que desea que todos corran cual caballos desbocados y con presión desde la salida es factor para que hayan tantos lesionados de manera continua (salvo lo de Castillo o Benedetti, pero hablo en general) o expulsados (con eso de que hay que meter la pierna sí o sí).

Y algo de lo que no tengo pruebas, pero tampoco dudas: ya nadie le cree el verbo a Herrera. Ya dio lo que tenía que dar. Es hora de un cambio.

PRIMER TIEMPO

[action minute=”15″ player=”valdez” icon=”red_card”]El paraguayo Valdéz revienta la pierna de un necaxista con duro «planchazo» y se va a las regaderas desde temprano. Todavía reclamó cuando pudo fracturar al compañero de profesión. No le caerían mal unos partidos en la banca para acompañar a Jorge Sánchez.[/action]

[action minute=”22″ team=”necaxa” icon=”goal”]El centro por la banda de Paúl llegó al corazón del área donde el Reconocido Aguilera perdió la marca y el Comandante Quiroga facturó para los suyos.[/action]

[action minute=”27″ team=”necaxa” icon=”goal”]El Reconocido Aguilera habilita a todo Dios en el último tercio y «Santi» Cáseres regresa apenas trotando por lo que Ochoa fue fusilado por segunda ocasión.[/action]

SEGUNDO TIEMPO

[action minute=”54″ player=”caseres” icon=”red_card”]No había como excusarle. Clavar los tachones por la espalda es roja en cualquier parte del mundo. La regla máxima del fútbol es cuidar la integridad de los jugadores, sean rivales o los nuestros. No perdamos la fe, que así comenzó Guido. Léase con sarcasmo.[/action]

[action minute=”85″ team=”necaxa” icon=”goal”]Un pésimo control de Ibargüen hizo recuperar a Julio González que homenajeó a Maradona sacándose a los pocos que se le pusieron enfrente y meter disparo por abajo tras carrera de sesenta metros. Aguilera coronó su magnífica actuación desviando la esférica a Ochoa y sentenciado la goleada. Venga Ema, a dar la vuelta a la página, al fin, qué más da una más de tus 100 páginas ya escritas jugando a nada.[/action]

RENDIMIENTO

[rendimiento player=”Guillermo Ochoa” img=”ochoa” label=”muy bien” class=”success”]Volvimos a la época de Ochoa y CaViñas. Nos salvó con par de atajadas a quemarropa de un escándalo peor.[/rendimiento]

[rendimiento player=”Paúl Aguilar” img=”aguilar” label=”mal” class=”warning”]El según experimentadísimo ídolo de legiones no fue capaz de calmar a los compañeros, llamarlos a cerrar filas y aguantar el resultado. El gafete de capitán se porta por carácter, no por longevidad en el equipo.[/rendimiento]

[rendimiento player=”Bruno Valdez (15’ expulsado)” img=”valdez” label=”mal” class=”warning”]Lejos de ser el férreo paraguayo que se multiplicaba en defensa. Quizá necesita un break para reinventarse o quizá es que está fastidiado, dicen que es de los que quieren probar en europa.[/rendimiento]

[rendimiento player=”Ramón Juárez” img=”rjuarez” label=”regular” class=”default”]Hizo lo que pudo. Entre un paraguayo inestable y alguien que regala goles por racimos, es difícil plantarse y ser jefe en el primer partido. ¿Por qué él y no Haret Ortega?[/rendimiento]

[rendimiento player=”Emanuel Aguilera” img=”aguilera” label=”MUY MAL” class=”danger”]En realidad jugamos 8. La presencia de este personaje es un peligro para sus compañeros. Fue el mejor hombre del Necaxa. Siempre que falte Bruno nos harán trizas si de este depende la seguridad atrás.[/rendimiento]

[rendimiento player=”Luis Fuentes” img=”lfuentes” label=”BIEN” class=”primary”]El único refuerzo que ha servido como tal. Hacia el frente ha ganado confianza y manda algunos centros. Atrás es algo más fiable que Sánchez. Mientras estuvimos 11 vs 11, fue de los más activos por aquel costado.[/rendimiento]

[rendimiento player=”Santiago Cáseres (54’ expulsado)” img=”caseres” label=”MUY MAL” class=”danger”]Está a años luz de ser solución en el centro del campo. Todavía le cuesta el tema de la altura (siempre el cuento de los argentinos) y mientras no esté pleno físicamente, no podremos ver de lo que es capaz.[/rendimiento]

[rendimiento player=”Richard Sánchez” img=”rsanchez” label=”BIEN” class=”primary”]El paraguayo es el único de los últimos refuerzos que se está ganando un sitio. Su nivel va a la alza pero no puede hacer magia con dos menos. No es quien más balones roba, pero es quien más idea tiene de los mediocampistas al momento de ofender al rival.[/rendimiento]

[rendimiento player=”Luis Escoboza (71’)” img=”escoboza” label=”MAL” class=”warning”]¿De qué juega? ¿Es el nuevo comodín que pondremos donde nos falte alguien? Ya hemos vivido eso con William da Silva y en los momentos bajos de Édson donde no sabía qué era. Mal refuerzo hasta el momento. No todos están para jugar en el Club América, no importa cuán buenos hayan sido en otro equipo.[/rendimiento]

[rendimiento player=”Román Martínez (45’)” img=”romartinez” label=”MAL” class=”warning”]Víctima de las circunstancias. Es un chico realmente joven de apenas 17 años cuya misión fue cumplir con todo lo que le pidió el entrenador. Naturalmente que sin balones a modo, poco iba a hacer y menos con las expulsiones.[/rendimiento]

[rendimiento player=”Federico Viñas (60’)” img=”vinas” label=”BIEN” class=”primary”]Persiguió la esférica por doquier, llevó el tema de la presión alta al máximo. Sufrió de lo mismo que Román: nadie en ningún momento le generó una sola de gol. Mejor sacarle de un partido perdido que reventarle haciendo presión que no iba a cambiar el resultado.[/rendimiento]

SUSTITUCIONES

[rendimiento player=”Andrés Ibargüen (46’)” img=”ibarguen” label=”MAL” class=”warning”]El gitanazo por excelencia ya dio su gran partido ante Querétaro y ahora toca aguantarle hasta que quiera volver a jugar.[/rendimiento]

[rendimiento player=”Rubén González (60’)” img=”rgonzalez” label=”MAL” class=”warning”]Es cierto que entró cuando éramos 9, pero la idea era cerrar el centro del campo, era replegarse atrás para evitar más goles lo cual no sucedió. Tuvo un tiro que parecía franco para acortar distancias y su contacto fue tristísimo.[/rendimiento]

[rendimiento player=”Leo Súarez (71’)” img=”lsuarez” label=”MAL” class=”warning”]Deambuló por la cancha. Le dieron minutos para seguir aclimatándose porque otra cosa no ha podido hacer.[/rendimiento]

COMENTARIO FINAL

Otro de esos torneos surrealistas con el Piojo al frente. Es como que de pronto somos líderes jugando a lo que sea hasta que se termina la farsa y caemos hasta el lugar 6 o 7 de la tabla. Ya pasó antes, y aunque no lo deseo, tiene tintes de que volverá a ocurrir porque no tenemos equipo, ni juego ni entrenador.

Seremos lo que Ochoa y CaViñas quieran que seamos.