NidoAzulcrema
Aún les falta mucho

Las Águilas del América poco a poco han ido recuperando jugadores que estuvieron ausentes en las primeras jornadas del presente torneo, sin embargo, hay elementos que a la fecha no han podido ser tomados en cuenta por Miguel Herrera y ésta es la situación actual de cada uno de ellos:

Nicolás Benedetti

Por su parte, el también colombiano Nicolás Benedetti continúa en su recuperación luego de la lesión sufrida en su rodilla en un partido con su selección durante el torneo preolímpico Sudamericano.

Hace apenas unos días el atacante fue intervenido quirúrgicamente de los ligamentos cruzados de su rodilla en la ciudad de Guadalajara, y habría regresado a la Ciudad de México para seguir con el proceso de rehabilitación en las instalaciones de las Águilas, con el objeto de obtener los mejores resultados en el menor tiempo posible.

Sin embargo, el cuerpo médico Azulcrema reveló que el tiempo estimado para el regreso de Benedetti a las canchas es incierto (en un principio se había manejado que podría estar de seis a ocho meses fuera), pero indican que se deberá tener paciencia para que la lesión vaya curando, por lo que los cuidados que el colombiano deberá tener serán por demás estrictos.

La idea de Nico era operarse y rehabilitarse en Colombia, esperemos que la decisión de traerlo a México no le pegue en su estado de ánimo y esté metido al 100% en su recuperación.

Nicolás Castillo

Hablando de otro Nicolás, el chileno Nico Castillo sigue evolucionando en su recuperación, toda vez que dejó el área de terapia intensiva después de haber tenido que reingresar al hospital tras haber sufrido un sangrado derivado de la operación que le practicaron en el tendón del muslo derecho a finales del mes pasado.

La idea es que el chileno empiece a trabajar en su recuperación cuanto antes, quedando todavía pendiente un pronunciamiento oficial por parte de los médicos del América, quienes no han tenida oportunidad de verificar a detalle el resultado de la operación de Castillo, por lo que sería aventurado aun determinar una fecha para su posible regreso.

Esperemos que la vida le sonría por fin a Nico, y que su recuperación no se complique más de lo que ya se ha complicado para que pueda volver a las canchas a tratar de recuperar su mejor nivel, algo que se antoja por demás complicado.

Renato Ibarra

Otro que se encuentra trabajando a marchas forzadas para volver a la actividad es el veloz ecuatoriano Renato Ibarra, quien terminó de romperse en la final del torneo pasado contra Monterrey, cortesía de un necio entrenador que prefirió exponerlo antes que cuidarlo, y de quien se estimó que estaría fuera de circulación alrededor de 4 a 5 meses.

Afortunadamente, todo indica que la recuperación de Ibarra va mucho más rápido de lo que se esperaba, toda vez que él mismo se ha encargado de informar por medio de sus redes sociales que ya se encuentra trabajando en gimnasio, y que próximamente podría empezar a hacer trabajo con balón, para después incorporarse a entrenar con el resto de sus compañeros.

Si todo sale bien, Renato podría regresar a la actividad aproximadamente en la jornada 11 o 12 de la presente competencia, siendo esto más de un mes antes de lo esperado; sin embargo, sabemos de la fragilidad física de la mayoría del actual plantel, por lo que no creemos que sea conveniente apresurarse demasiado y ponerse nuevamente en riesgo de lastimarse con tal de volver cuanto antes. Definitivamente es mejor recuperarse bien a recuperarse rápido.

Roger Martínez

La novela del colombiano parece no tener fin, ya que, aun y cuando la decisión de no ser tomado en cuenta por directiva y cuerpo técnico Azulcremas parece ser definitiva e irrevocable, Roger no se plantea opciones para poder mantenerse activo y tener una forma de cotizarse para que, en un futuro, pudiera probar nuevamente en el fútbol europeo, cumpliendo así su malsana obsesión.

Lo anterior, toda vez que Roger habría rechazado una nueva oferta hecha por un equipo de la MLS, siendo en esta ocasión el Galaxy de Los Ángeles, ya que las pretensiones de Martínez eran demasiado altas (específicamente el sueldo que percibiría), superiores inclusive a las que recibe actualmente Javier Chicharito Hernández, que es el jugador franquicia del equipo californiano, por tal motivo, el cuadro estadounidense decidió desechar las negociaciones que tenía tanto con América como con Villarreal (que aún es dueño de un porcentaje de la carta de Roger).

Por tal motivo, Roger seguirá entrenando con el equipo, pero sin ser considerado para participar en alguna competencia, por lo que estará cobrando muy bien sin jugar, aunque devaluándose de gran manera. Algo que ni alguien tan necio como él quisiera, el sueño europeo está cada vez más lejos.