NidoAzulcrema

Hace unos cuantos ayeres, habrá sido por mediados de los 90, había una obra de teatro de Peter Pan. Tenía ganas de verla, no sé por qué, así que mi madre me llevó.

El Capitán Garfio era nada más y nada menos que Manuel Loco Valdés, quien cumplió con creces con su cometido de divertir.

No recuerdo mucho más de la obra, pero al final antes de arrojarlo por la tabla al mar le preguntan: ‘¿Cuáles son tus últimas palabras?’. Él se voltea y dice: América, América y ya’.

Otro recuerdo, la Final del Verano 2002. Mi familia y yo entre lágrimas por el título obtenido, y de repente aparece en la pantalla del estadio, también llorando, el actor, mis padres dicen con gran emoción: “El ‘Loco'”.

Es así que despedimos a un gran americanista, que tal vez no era nuestro actor o comediante favorito, pero sin duda le ponía eso extra sin caer en tantas vulgaridades a grandes partidos, en especial esas legendarias apuestas con su gran amigo y de las Chivas. Sergio Corona.

#DescansaEnPazLoco