NidoAzulcrema
leagues_cup_america_tigres
Ahora no se pudo

Las Águilas del América quedaron eliminadas de la Leagues Cup tras caer por penales ante los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Los Azulcremas tuvieron todo para ganar y buscar un nuevo trofeo, pero como se ha vuelto costumbre con Miguel Herrera fuera de México, se echó a perder de la manera más ridícula y se fracasó nuevamente en tierras norteamericanas.

Se sabía que no sería un partido fácil con tantas bajas en el cuadro. Ya no estamos para lamentarnos de las salidas, no se planeó bien y ahora toca rectificar en vez de llorar por los traspasos. Lo que sí debe preocupar y ocupar a la directiva americanista es la malaria de lesiones y lo reducido que está el plantel actualmente. Están muy claras las carencias del equipo.

Ni cuando inició el torneo la zaga estaba completa, era una total mentira que había 2 hombres por posición. Si falta uno de los cuatro titulares (Aguilar, Sánchez, Aguilera y Bruno) hay que sufrirle para buscar como sustituirles, y eso que ni Aguilar ni Aguilera son elementos confiables y Sánchez está muy lejos de su nivel. Ayer quedó claro con el experimento fallido de poner a Paul Aguilar de central. ¿De verdad Ortega no puede jugar ahí? Luego vemos a López como lateral izquierdo cuando es mediocampista, para que posteriormente ingresó Vargas para jugar en esa misma posición. Ahora resulta que tanto Paul como López y Vargas son multifacéticos. En la media cancha se sigue buscando una pareja para Guido, mientras no terminamos de saber de qué juega Córdova, y adelante dependemos de Martínez e Ibarra. No se ve claro quién es el responsable de anotar los goles o de dar las asistencias. Muy triste ver que un equipo como el América termine inventando posiciones para armar su 11 inicial, como equipo llanero un domingo que no completa su escuadra tras una borrachera el sábado anterior.

Y lo más patético, que a pesar de todo, los Azulcremas se mataron solos. Tigres tuvo buenos momentos y fue peligroso, más en la segunda parte que América se agazapó para contragolpear, pero realmente nunca fue peligroso. Se puso arriba en el marcador gracias a un autogol del central Aguilar. Se notó claramente su falta de oficio para jugar dicha posición, ni modo, mientras sea el alma de la fiesta hasta de portero lo vamos a ver. Nunca será banca.

Sin embargo, América logró sobreponerse y empató con un penal de Ibargüen. Ya el árbitro había acuchillado a las Águilas, pero afortunadamente el VAR mostró lo que todos habíamos visto, una falta clara de Salcedo sobre Martínez.

Casi a 10 del final, el mismo Ibargüen hizo el segundo tanto. La táctica de equipo de chico de encerrarse y buscar un chispazo adelante le estaba funcionando a Herrera, pero en la última jugada del partido otro autogol, ahora de Valdez, puso el 2-2 y nos mandó a penales. En la tanda final no tuvimos un héroe estilo Marchesín, lamentablemente Leonel López sigue demostrando que no tiene por qué estar en las Águilas y fue el único que falló de los 10 que cobraron desde los 11 pasos.

América cayó 5-4  y se despidió de un torneo más. Lo malo, que de poder ganar 4 títulos, ahora nos quedamos con el Campeón de Campeones (que no es suficiente) y el que más importa, la Liga.

Lo bueno, que el ridículo del Campeones Cup y ahora el de la Leagues Cup se dan antes de la mitad del torneo de Liga y previo al cierre de los traspasos. Alguien que tenga un poquito de capacidad y criterio puede darse cuenta que este América no es ningún trabuco y que está más que débil. La banca es una burla, las lesiones no pararán y mientras lo que lo tengas lo castigas, la Liga está muy lejos de volver a Coapa.

Urge se contraten al menos 4 elementos: un central, un lateral, un contención y un delantero.